Cocina tradicional michoacana

En estos momentos difíciles, la maestra cocinera tradicional de Michoacán, Juanita Bravo, se suma a brindar ayuda, y desde su hogar pondrá un granito de arena para hacer pasar a las familias mexicanas un momento único. No se puede perder esta oportunidad de aprender a cocinar una receta tradicional de Michoacán, de la mano de una de las mejores cocineras del estado.

La mujer originaria de la región de Angahuan, aseguró que lo que cocinarán será una “receta sorpresa”. Puede seguirla desde la cuenta de Facebook Juana Bravo (Juanita), o bien, en el siguiente enlance https://www.facebook.com/juana.bravo.1238

Orgullosa de su trabajo en la gastronomía mexicana, Juanita Bravo, asegura que la cocina tradicional trata de preservar la cultura que tienen en las pequeñas comunidades, como de la que ella es originaria.

La gastronomía michoacana es una de las más completas y deliciosas del país, debido a la diversidad de ingredientes que se dan en las regiones del estado, a través de las manos de sus cocineras, esta tradición preserva la sazón de nuestros ancestros.

Michoacán es considerado como la cuna de la cocina tradicional, actualmente existen en la zona más de 80 cocineras tradicionales de regiones como Tierra Caliente, la Zona Lacustre, la Región Costa, la Región Oriente, la Zona Occidente y la Región Morelia, las cuales, se dedica a preservar los sabores tradicionales del estado.

 

Aquí se fabrican guitarras minuatura

Paracho, Michoacán, es reconocido a nivel mundial por ser la cuna de la fabricación de guitarras, incluso esta localidad ha sido inspiración de diversas cintas gracias a su tradición laudera. Sin embargo, ¿sabías que en este municipio también se producen guitarras miniatura?

Fabricadas a una escala de 1:7, estas piezas se convierten en réplicas exactas en estética y funcionalidad. Guitarras detalladamente elaboradas por dentro y fuera que brindan apariencia y sonido igual a una de tamaño común.

Estas maravillosas obras de arte, son creadas por las manos del artesano michoacano Jesús Zalapa, quien desde pequeño aprendió el oficio de la laudería, gracias a que su padre se dedicaba a esta labor.

Con el paso de los años, Jesús tuvo la inquietud de ofrecer una propuesta diferente en cuanto a la elaboración de guitarras, y fue así que, en 1980, paralelo a la creación de piezas de tamaño normal, comenzó la fabricación de modelos a escala.

Stay Connected
Latest News