Perdidas millonarias reportan las líneas aéreas de todo el mundo por la cancelación de vuelos ante la pandemia que se vive por el Coronavirus. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) actualizó su análisis del impacto financiero de la nueva emergencia de salud pública en la industria mundial del transporte aéreo. IATA ahora ve pérdidas de ingresos globales en 2020 para el negocio de pasajeros de entre 63 mil millones de dólares (en un escenario donde COVID-19 está contenido en los mercados actuales con más de 100 casos al 2 de marzo) y 113 mil millones de dólares (en un escenario con una difusión más amplia de COVID -19). Aún no hay estimaciones disponibles para el impacto en las operaciones de carga.

Cabe destacar que según análisis previo de IATA (emitido el 20 de febrero de 2020) puso los ingresos perdidos en 29,3 mil millones de dólares basados en un escenario que vería el impacto de COVID-19 limitado en gran medida a los mercados asociados con China. Desde entonces, el virus se ha extendido a más de 80 países y las reservas anticipadas se han visto gravemente afectadas en las rutas más allá de China.

Los mercados financieros han reaccionado fuertemente. Los precios de las acciones de las aerolíneas han caído casi un 25% desde que comenzó el brote, unos 21 puntos porcentuales más que la disminución que ocurrió en un punto similar durante la crisis del SARS de 2003. En gran medida, esta caída ya afecta los precios de los ingresos de la industria mayor que nuestro análisis anterior.

Impacto potencial

Para tener en cuenta la evolución de la situación con COVID-19, IATA estimó el impacto potencial en los ingresos de los pasajeros en función de dos escenarios posibles:

Escenario 1: Propagación limitada. Este escenario incluye mercados con más de 100 casos confirmados de COVID-19 (a partir del 2 de marzo) que experimentan una fuerte desaceleración seguida de un perfil de recuperación en forma de V. También estima caídas en la confianza del consumidor en otros mercados (América del Norte, Asia Pacífico y Europa).

Los mercados representaron en este escenario y su caída anticipada en el número de pasajeros, debido a COVID-19, como sigue: China (-23%), Japón (-12%), Singapur (-10%), Corea del Sur ( -14%), Italia (-24%), Francia (-10%), Alemania (-10%) e Irán (-16%). Además, se espera que Asia (excluyendo China, Japón, Singapur y Corea del Sur) vea una caída de la demanda del 11%. Europa (excluyendo Italia, Francia y Alemania) vería una caída del 7% en la demanda y Medio Oriente (excluyendo Irán) vería una caída del 7% en la demanda.

A nivel mundial, esta caída de la demanda se traduce en una pérdida mundial de ingresos de pasajeros del 11% igual a 63 mil millones de dólares. China representaría unos 22 mil millones de este total. Los mercados asociados con Asia (incluida China) representarían  47 mil millones de dólares de este total.

Escenario 2: Extensa propagación. Este escenario aplica una metodología similar pero a todos los mercados que actualmente tienen 10 o más casos confirmados de COVID-19 (a partir del 2 de marzo). El resultado es una pérdida del 19% en los ingresos mundiales de pasajeros, lo que equivale a 113 mil millones de dólares. Financieramente, eso sería en una escala equivalente a la que experimentó la industria en la crisis financiera mundial.

Un avión comercial se ve al fondo

Se desploman acciones

La declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al declarar Pandemia por el Coronavirus, ha sacudido los mercados ya nerviosos y es probable que haga que los viajeros tengan aún más miedo. Las acciones cayeron bruscamente en Wall Street después del anuncio, lo que llevó al Dow Jones al territorio del mercado bajista. Las aerolíneas han sido particularmente afectadas por COVID-19 con grandes recortes de capacidad en los más afectados.

Cathay Pacific reveló que estaba reduciendo la capacidad en un 65% y el CEO de Korean Air a principios de esta semana advirtió que su supervivencia está en duda después de que se vio obligado a reducir el vuelo en un 80%. El Grupo Lufthansa anunció que cancelará 23,000 vuelos de medio y largo recorrido entre el 29 de marzo y el 24 de abril. Los recortes afectan principalmente a vuelos en Europa, Asia y Medio Oriente, pero la aerolínea marcó más ajustes en las próximas semanas.

Antas reduce su capacidad

Por su parte el Grupo Qantas reducirá su capacidad internacional en casi una cuarta parte en los próximos seis meses a medida que la crisis de coronavirus se extiende a Europa y los Estados Unidos se unen a Asia. La aerolínea dijo que el temor a la continua propagación del coronavirus había resultado en una “caída repentina y significativa en la demanda de viajes hacia adelante”. En lugar de rutas de salida, dijo que usaría aviones más pequeños y reduciría la frecuencia de los vuelos para mantener la conectividad general.

Los recortes verán a la aerolínea aterrizar ocho de sus superjumbos A380 hasta mediados de septiembre y ver su servicio QF1 / QF2 Sydney-Singapur-Londres temporalmente reencaminado a través de Perth para brindar a la capital de Australia Occidental un servicio doble por día.

En el aeropuerto de Hong Kong, China.

Más suspensión de vuelos

Norwegian Air cancelará 3,000 vuelos, Korean Air ha reducido su capacidad en un 80% y los transportistas estadounidenses están reduciendo los vuelos debido a que el miedo al brote de coronavirus continúa superando a la enfermedad en sí. La crisis es la peor para la industria de viajes desde la crisis financiera mundial y posiblemente el ataque terrorista del 11 de septiembre contra los Estados Unidos.

En Estados Unidos, Delta Air Lines y American Airlines anunciaron recortes más profundos a medida que la demanda se desplomó. American dijo que reduciría la capacidad internacional en un 10% ciento este verano del norte y la capacidad interna en un 7,5%. Delta dijo que reduciría los vuelos internacionales del 20 al 25% y los vuelos nacionales hasta en un 15%.

En tanto el presidente ejecutivo de Korean Air, Woo Kee Hong, advirtió que el virus podría amenazar la supervivencia de la aerolínea después de que reduzca la capacidad en un 80% debido a restricciones de viaje, en comparación con el 18% durante la crisis financiera asiática de 1997-98.

All Nippon Airways anunció una gran cantidad de reducciones de capacidad en las rutas nacionales que afectan los vuelos desde Tokio Haneda, Itami, Sapporo. Fukuoka y Naha.

Los recortes están afectando a los aeropuertos y el Consejo Internacional de Aeropuertos pronosticó esta semana que los volúmenes de tráfico aeroportuario global bajarán un 12% respecto a las expectativas anteriores con ingresos de 4,300 millones de dólares. Los aeropuertos de Asia-Pacífico serán los más afectados con un tráfico esperado del 24 por ciento.

Aeroméxico, cancela rutas

Asimismo, la aerolínea de bandera mexicana Aeroméxico comenzó a cancelar algunos de sus vuelos. Varios usuarios compartieron el mensaje que les llegó en el que se cancelaban los vuelos a Madrid, España; París, Francia y Guadalajara, México. Con el objetivo de dar a sus viajeros una “experiencia de vuelo que sea segura” en medio de la ahora pandemia de coronavirus, Aeromexico decidió cancelar los vuelos AM23 (Madrid), AM0005 (París) y el AM232 (Guadalajara).

En el comunicado indicó tres pautas de acción ante la cancelación de los vuelos. En la primera pidió a los usuarios que en caso de que el vuelo haya sido reprogramado, será necesario que se presenten en el aeropuerto dos o tres horas antes de la salida. Los siguientes dos indican que si el vuelo que habían comprado se encuentra entre las siguientes 72 horas o si existen dudas con el itinerario, será necesario llamar al Call Center de la empresa.

Stay Connected
Latest News