Industria aérea, colapsada por Coronavirus

Derivado de los efectos de la expansión del virus Coronavirus, las aerolíneas de todo el mundo registran un desplome en la venta de boletos ante el temor de los pasajeros de ser contagiados, las aerolíneas podrían perder hasta 113,000 millones de dólares en ingresos este año.

La epidemia ha causado estragos en gran parte de las empresas, las cuales ante la emergencia, se han visto obligadas a disminuir vuelos y, en algunos casos, a cancelar temporalmente algunas rutas. El impacto en la aviación se ha reflejado en los mercados bursátiles en las últimas semanas, con caídas generalizadas en torno al 10% y mucha volatilidad.

ALTA, llamado de cooperación

La industria aérea viene creciendo sostenidamente en América Latina y el Caribe y en 2019 alcanzó su décimo sexto año consecutivo de crecimiento con más de 300 millones de pasajeros transportados por las aerolíneas de la región. La industria de viajes y el turismo se ha consolidado como un importante motor de las economías, representando el 15.5% del PIB del Caribe y el 9.3% de América Latina y generando el 13.5% de los empleos en el Caribe y el 8.2% en América Latina, de acuerdo con datos de la WTTC. Se trata de una industria de extrema relevancia para el bienestar económico, social y político de la región y por ello vemos con gran preocupación el creciente impacto que tiene el COVID-19 en toda la cadena de valor del transporte aéreo, en los pasajeros, el sector turístico y, finalmente, en una potencial desestabilización financiera de las naciones de la región.

Latinoamérica aún no evidencia en cifras el impacto del coronavirus, salvo algunas rutas afectadas hacia Europa y Asia. Sin embargo, estimaciones presentadas por la IATA calculan que en 2020 el tráfico de pasajeros global se reducirá entre 11% y 19% y la industria de transporte de pasajeros tendrá pérdidas entre los 63 mil millones y 113 mil millones de dólares en ingresos, teniendo aún por confirmar las pérdidas en el transporte de carga.

Por ello, ALTA hace un llamado a los gobiernos de la región a trabajar aún más de cerca para garantizar la viabilidad de la industria y el sostenimiento de las economías en el mediano y largo plazo a través de medidas excepcionales y temporales que permitan la operación y la movilidad de los pasajeros.

Pasajeros varados

Firmas como EasyJet o Ryanair están entre las más afectadas, mientras que la aerolínea británica Flybe anunció la quiebra de la empresa y dejó a pasajeros varados en distintas ciudades. La aerolínea eludido el colapso gracias a una ayuda del gobierno, pero finalmente la epidemia terminó por asestarle un golpe mortal.

Estragos en el turismo mundial

Por otro lado, los efectos del Coronavirus causan estragos en la industria turística, según reportes de la Organización Mundial de Turismo. A un mes de celebrarse la Pascua, una de las fiestas más concurridas del calendario europeo, la propietaria del Hotel San Samuele, en el corazón de Venecia, ha visto más del 80% de sus reservas canceladas, sin que haya esperanzas de que se produzcan nuevas en un futuro próximo.

Aunque el coronavirus surgió en la ciudad china de Wuhan a finales del año pasado, el patógeno se ha extendido por todo el mundo y actualmente se registran más casos nuevos fuera de China que dentro.

Italia es el país más afectado de Europa, preparándose para el cierre de escuelas, cines y teatros después de que más de 100 personas murieran y los casos confirmados de coronavirus superaran los 3,000.

Un gran negocio

La rápida propagación del virus ha sumido al sector de los viajes y el turismo, que representa más del 10% del crecimiento económico mundial, en una de sus peores crisis, según concluyen analistas tras una serie de entrevistas con más de una decena de expertos del sector, propietarios de hoteles y operadores turísticos.

Cabe destacar que el sector turístico representaba en 2018 unos 319 millones de puestos de trabajo, es decir, el 10% del empleo mundial por entonces, según los datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés). Los viajes de placer representan casi el 80% del total, frente al 20% de los que se hacen por negocios, señala la WTTC.

Las aerolíneas son las que más han sufrido desde el comienzo del brote, pero los grupos hoteleros como Hyatt Hotels, los operadores de cruceros como Carnival y las compañías de vacaciones como TUI también se están tambaleando.

Se espera que los viajes internacionales caigan un 1,5% este año, la primera caída desde el punto álgido de la crisis financiera mundial en 2009, según la consultoría Tourism Economics, una empresa de Oxford Economics. Durante el brote del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, por sus siglas en inglés) de 2003, los volúmenes de viaje cayeron tan sólo un 0,3%.

Con China en el centro de este último brote, la región de Asia y el Pacífico será la más afectada, con un descenso de dos dígitos en la afluencia de visitantes, que para 2020 estaba prevista en un 10,5%, según Tourism Economics.

Stay Connected
Latest News