Los Santuarios de la mariposa Monarca en Michoacán, aún están recibiendo a los visitantes que deseen ser testigos de este espectáculo natural. El lepidóptero permanecerá en tierras mexicanas hasta finales de marzo. Las mariposas Monarca, viajan casi 5,00 kilómetros desde Estados Unidos y Canadá hasta los bosques michoacanos, y luego de hibernar por dos meses los lepidópteros se preparan para emprender el viaje de regreso.

Es importante señalar que febrero y marzo son los mejores meses para visitar los santuarios michoacanos, ya que, al aumentar la temperatura, las monarcas revolotean en las partes bajas de los bosques y el espectáculo resulta más impresionante.

En febrero los primeros rayos de sol que anuncian la próxima llegada de la primavera, despiertan a las mariposas, al sentir el calor en sus cuerpos, los lepidópteros comienzan a recuperar sus funciones vitales. Es ahí, cuando abandonan los racimos que formaron durante el invierno y comienzan a revolotear por todo el bosque, un espectáculo mágico.

Conforme avanza el mes, las mariposas abandonan los racimos en buscar agua y alimento. En las horas cálidas del día, los bosques se llenan de nubes de mariposas revoloteando, buscando arroyos y flores para beber de su néctar.

Entre febrero y marzo sus órganos sexuales alcanzan la madurez y, antes de partir al norte, se aparean. Las mariposas machos mueren, y las hembras emprenden el viaje hacia el sur de Estados Unidos.

Stay Connected
Latest News