Después de establecer un récord en el vuelo espacial más largo en la historia de una mujer, la astronauta de la NASA Christina Koch regresó a la Tierra el jueves, junto con el comandante de la Soyuz Alexander Skvortsov de la Agencia Espacial Rusa Roscosmos y Luca Parmitano de la ESA (Agencia Espacial Europea).

La misión extendida de Koch brindará a los investigadores la oportunidad de observar los efectos de los vuelos espaciales de larga duración en una mujer mientras la agencia planea devolver a los humanos a la Luna bajo el programa Artemisa y prepararse para la exploración humana de Marte.

Cabe destacar que Koch fue lanzada el 14 de Marzo de 2019, junto con su compañero el astronauta de la NASA Nick Hague y el cosmonauta ruso Alexey Ovchinin. Su primer viaje al espacio de 328 días es el segundo vuelo espacial más largo realizado por un astronauta estadounidense y también la coloca en séptimo lugar en la lista de tiempo acumulado en el espacio para astronautas estadounidenses con una o más misiones.

Asimismo, apoyando los objetivos de la NASA para futuros aterrizajes humanos en la Luna, Koch realizó 5,248 órbitas a la Tierra y un viaje de 139 millones de millas, aproximadamente el equivalente a 291 viajes a la Luna y de ida y vuelta. Efectúo seis paseos espaciales durante 11 meses en órbita, incluidos los primeros tres paseos espaciales realizado por mujeres, pasando 42 horas y 15 minutos fuera de la Estación. Presenció la llegada de una docena de naves espaciales visitantes y la partida de otra docena.

Para Parmitano y Skvortsov, este aterrizaje completó una estancia de 201 días en el espacio, 3,216 órbitas a la Tierra y un viaje de 85,2 millones de millas. Fueron lanzados en Julio pasado con Andrew Morgan de la NASA. Morgan también participa en una misión de larga duración en el laboratorio orbital y regresará a la Tierra el 17 de Abril.

Stay Connected
Latest News