Oaxaca, catalogada como Patrimonio Mundial por la UNESCO, es una tierra rica en colores, aromas y sabores. Ubicada en el suroeste de México ofrece una exquisita variedad culinaria que queda grabada en el paladar y en el corazón de quienes la visitan. Desde el pan de yema con chocolate, mole negro, tlayudas, chapulines y mezcal hasta el tradicional recorrido por sus calles llenas de artesanías con colores vibrantes, bordados y texturas inigualables de cada una de sus regiones, convierten a esta ciudad en uno de los rincones más impresionantes de México.

Su esencia culinaria quedo plasmada en el pasado Oaxaca Flavors, “El Saber del Sabor”, donde reunió a talentosos chefs, tanto oaxaqueños como de otras regiones del país y Estados Unidos, quienes ofrecieron comidas y cenas a cuatro manos que deleitaron cientos de paladares en los restaurantes más icónicos y reconocidos de Oaxaca de Juárez.  Además de regalar una experiencia culinaria completa, los asistentes al festival pudieron disfrutar de galerías de arte, tradiciones locales y celebraciones.

Durante el evento se llevó a cabo una cata de maíces criollos en Itanoní, uno de los lugares con más historia y sabor, donde los invitados probaron cuatro distintas variedades de maíz, maridadas con diferentes bebidas, además de probar la famosa “tetela”, un triángulo de maíz hecho en el comal relleno de chicharrón, crema y queso fresco. Esta gran experiencia estuvo a cargo de Gabriela Fernández investigadora y propietaria de Itanoní y Enrique López Aguilar, catador y propietario de Finca Chelín.

Stay Connected
Latest News