Se inició la construcción del nuevo  Aeropuerto Internacional  (civil y militar) “General Felipe Ángeles”. El Aeropuerto de Santa Lucía es ahora una realidad. “No permitamos que su construcción cause más divisiones. Llegar juntos, solidarios a este día, al de su arranque oficial, representa un triunfo más de nuestro gobierno”, externó el presidente López Obrador al dar el banderazo de inicio de obras.

Un aeropuerto eficiente y austero

López Obrador subrayó que “el despegue de este proyecto nos encuentra preparados para dar continuidad a la historia hacia el futuro, apoyando con nuestro esfuerzo a suavizar las turbulencias navegando con precisión hacia cualquier puerto de destino.

“A su debido tiempo, este aeropuerto producirá grandes beneficios y nos llenará de orgullo y satisfacciones. Hacia esa conquista trabajamos arduamente, resistiendo senderos torcidos que sólo beneficiaban a unos cuantos, superando dificultades que parecían insuperables; y al final, para desagraviarnos, para superar alevosos impedimentos legaloides, se obtuvo la mayor de las victorias en beneficio de la mayoría de la población.

“Resultaba ofensivo, inaceptable, un puerto aéreo del que lo menos que podía decirse es que fuera ostentoso, uno de los más costosos del mundo, pagado con el dinero de un país empobrecido hasta la miseria extrema para muchos compatriotas, indefensos ante tamaño abuso e imposición”, dijo.

“No tendremos el aeropuerto más caro del mundo, el más lujoso

y avanzado; en cambio, tendremos uno complementario, austero,

decoroso, funcional, seguro, digno y moderno”.

Las dos pistas que se construirán, -continúo López Obrador-,  van a tener uso preferente para aviones de mayor dimensión de pasajeros con rutas fuera de México y de carga, según lo planeado. “Primero México y después el resto del mundo quedarán interconectados mediante el vuelo de cientos de aeronaves con cientos de banderas distintas. Estaremos tan estrechamente unidos a otros países que parecerán vecinos de todos ellos.

“Lo que significa Santa Lucía en cuanto a empleos directos e indirectos para miles de personas es impresionante. Frente al reto de crecer mediante alianzas que van desde el transporte aéreo regional e internacional, tenemos la necesidad de cambiar actitudes políticas y programas.

“El progreso, tanto del aeropuerto como del área circundante, se impondrá por las presiones propias de la época como de los costos, la imperiosa necesidad de preservar el medio ambiente y la disminución de aglomeraciones excesivas, tanto de aire, como de tierra.

“Es por eso que resulta indispensable para prepararnos para afrontar las nuevas circunstancias y los nuevos retos con bases sólidas en los rubro financiero, operativo y comercial. Por esto, aterrizando en la ruta del progreso, seamos optimistas sobre el mañana, por difíciles que sean los retos que se nos presenten”.

Stay Connected
Latest News