Exitosos contactos secos con helicópteros

Luego de realizar pruebas a alturas entre mil y diez  mil pies, y a velocidades tan bajas como 105 nudos, el avión de transporte de nueva generación Airbus A400M realizó con éxito sus primeros contactos con un helicóptero  H225M para lograr el repostaje en vuelo. Cabe mencionar que en el transcurso de cuatro vuelos operados en condiciones diurnas sobre el sur de Francia, el A400M realizó 51 contactos secos (sin utilizar combustible), lo que supone un hito decisivo para alcanzar su plena capacidad como avión cisterna.

Estos trabajos han sido realizados con la coordinación del centro de ensayos en vuelo de la Dirección General de Armamento (DGA) de Francia. El siguiente paso en el programa de ensayos en vuelo, (programado para finales de 2019), contempla operaciones de contacto utilizando combustible, y se llevará a cabo antes de emprender su certificación final en 2021.

Estudio de viabilidad

Por otro lado, el programa de ensayos en vuelo también ha incluido la primera serie de vuelos de proximidad entre el A400M y un helicóptero H160, ensayos requeridos por la DGA francesa en el marco del estudio de viabilidad del Guépard (futuro helicóptero multirole de las Fuerzas Armadas francesas). Las pruebas se completaron con éxito.

El A400M como avión cisterna

El A400M está certificado para configurarse de manera rápida como avión cisterna, por lo que no se requiere una versión del avión específicamente dedicada a ello. El A400M transporta hasta 50,8 toneladas de combustible en sus alas y en la caja central del ala sin reducir ningún compartimento de carga. Además, pueden instalarse dos depósitos de carga adicionales con una capacidad de 5,7 toneladas de combustible cada uno. El combustible transportado en los tanques adicionales puede ser distinto del que contienen los tanques principales, lo que le permite al A400M atender a las necesidades de aviones receptores de diferentes tipos.

Cabe destacar que el A400M ha demostrado ya su capacidad como avión cisterna para repostar a receptores como Eurofighter, Rafale, Tornado o F/A-18 a la velocidad y altitud de su preferencia, y también es capaz de repostar a otros aviones de gran tamaño, como otro A400M, el C295 o el C-130.

El repostaje de helicópteros en vuelo es una operación militar táctica que debe realizarse a bajas altitudes y a velocidades inferiores. Una vez se consiga este logro y se obtenga la certificación final, el A400M se convertirá en uno de los pocos aviones cisterna del mundo capaz de llevar a cabo una operación de este tipo.

El H145 alcanza nuevas alturas

Airbus Helicopters ha conseguido llegar a nuevas alturas: el nuevo H145 ha aterrizado en la cima del Aconcagua en los Andes argentinos, la cima más alta de América, culminando a 6 mil 962 metros. Se trata de la primera vez que un helicóptero bimotor aterriza a esta altitud, confirmando el rendimiento y la amplia envolvente de vuelo del nuevo H145.

Esta misión se desarrolló bajo condiciones extremas debido a las condiciones atmosféricas de la zona y al clima invernal. La aeronave despegó desde Mendoza (Argentina) y voló 30 minutos hasta el pie del Aconcagua, donde comenzó su ascenso. Tras un ascenso de 15 minutos, el helicóptero aterrizó en la cima a las 13;45 a una temperatura de -22ºC. A bordo se encontraban el piloto de pruebas Alexander Neuhaus acompañado del ingeniero de pruebas en vuelo Antoine van Gent.

Stay Connected
Latest News